Hay días en que de repente todo se llena de nubes, en un instante; Madrid se llena de nubes, donde en Londres hubo claros…¿será el tiempo? ¿seré yo?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA              Como si de mi misma se tratase me pongo en camino, un camino en el que aparecen las nubes, sin embargo con ellas llegan también los claros, claros con forma de corazón, corazones compartidos con conversaciones positivas, resoluciones inamovibles del tipo: “los sábados no se trabaja” y pacientes palabras de aliento en medio de la noche

     Analizo, pienso, ¿qué falla? no lo sé, lo que sí sé es que pienso demasiado, que actúo poco y que a partir de ahora, no se piensa. Cabecita, lo siento pero dejarás de pensar, al menos tanto que me es imposible llevarlo a la práctica, que me es imposible vivir. Ponerme límites a ver si a través de la experiencia sé qué falla, cómo soy yo y cómo funciono, al menos en este instante, el siguiente tocará seguir experimentando para saber cómo seré…

Anuncios