Hace doce días que pasó Halloween y un año más la polémica sobre si importamos fiestas.

amvelandia_arbol tres colores_blog

Cuando cursaba la asignatura La construcción de la mirada fotográfica, descubrí que no nos es tan exótica como puedas pensar, pues en muchos pueblos españoles, se celebraba la llegada del otoño, todo ello con velas y calabazas en puertas y balcones. No sé qué fue antes, pero este descubrimiento me hace reflexionar cada vez que llega alguna fiesta siginificativa. Una parte de mí dice que es un día más, porque en el fondo da igual la fecha exacta en la que lo celebres, es más una convención social. Y creo que al final es importante no perder de vista que lo que esta fiesta habla es de recogimiento, de dar la bienvenida al otoño (este año más caluroso que de costumbre, cosa que también me preocupa). Acordarte de los que te marcaron de alguna manera y ahora ya no están contigo cada día.

Este otoño quiero celebrar. Celebrar que está siendo un año de descubrimientos, hallazgos que me están cambiando. Celebrar que estoy viva, que el otoño hace que las hojas se pongan de colores increíbles, la lluvia que hace que la contaminación te de un respiro, esta luz que te hace soñar, reencontrarte con las prendas de abrigo que ya ni recordabas pero con las que protagonizas un feliz reencuentro, los deliciosos sabores de las setas, las manzanas reinetas, la carne de caza, mi celebracion del otroño sabe y huele a castañas, siente su calor entre tus frías manos que no se calentarán hasta primavera.

Y tú ¿qué celebras?

pd: lo antinatural es que intentes no cambiar. El otoño es tiempo de cambio

Instagram · Tumblr · Twitter · Pinterest · Portfolio