Gracias a Laura, de No me toques las helvéticas, descubrí a Hal Lasko. Una persona fascinante para el que jubilarse supuso una continuidad de su carrera. Ryan, su nieto, y un amigo le dieron una herramienta nueva: un ordenador con Microsoft Paint. Así, con paciencia y dedicación, Hal realizó fascinantes obras pixel a pixel.

hal-lasko-4

El pasado julio Hal hubiera cumplido 99 años, sin embargo su inspiración sigue contagiando, gracias a la labor de Ryan. hallasko6

Dale al play y déjate contagiar :)

Instagram · Tumblr · Twitter · Pinterest · Portfolio

Anuncios