De vuelta al hotel el primer día, nos encontramos esto…

Roma 100_recibimiento por todo lo alto copiaBLOG

…esto no tiene precio :_)

Lo que más me gusta de los fuegos artificiales son el olor a pólvora y sentir la vibración en el pecho, pero ya si lo complementas con un marco como la Iglesia de Trinità dei Monti, el resultado es felicidad absoluta =^______^=

Me gusta pensar que estas momentos son las que hacen un viaje especial, único e irrepetible.

Empezamos la semana con energía ¡¡Feliz lunes!!!

Anuncios