Archivos para el mes de: septiembre, 2010

…tras unos días estoy aquí de vuelta, distinta yo, distinto mi espacio…040509

      “(…) con  la que tengo un identificación absoluta, esencial e insustituible en mi formación de ser humano y escritor. Desde estas tomas de conciencia empecé a leer  como un auténtico novelista artesanal, no sólo por placer, sino por la curiosidad insaciable de descubrir cómo estaban escritos los libros de los sabios. Los leía primero por el derecho, luego por el revés, y los sometía a una especie de destripamiento quirúrgico hasta desentrañar los misterios más recónditos de su estructura. por lo mismo, mi biblioteca no ha sido nunca mucho más que un instrumento de trabajo, donde puedo consultar al instante un capítulo de Dostoievski, o precisar un dato sobre la epilepsia de Julio César o sobre el mecanismo de un carburador de automóvil. Tengo, incluso, un manual para cometer asesinatos perfectos, por si lo necesitara alguno de mis personajes desvalidos. El resto lo hicieron los amigos que me orientaban en mis lecturas y me prestaban los libros que debía leer en el momento justo, y los que han hecho las lecturas despiadadas de mis originales antes de publicarse.”

García Marquez, Gabriel, “Vivir para contarla” p.440

     Están siendo días en los que sonreír se me hace muy difícil, y  eso hace que en parte no me sienta yo. Sé que es normal que mi sonrisa esté escondida, pero que sale de paseo con las cosas más inesperadas. london post copiaAsí, después de una mañana de esas aburridas de viajes (con buenas lecturas, todo sea dicho de paso) y colas para papeleos…, al llegar a casa una hora más tarde de lo previsto no he podido contener la risa al ver en medio de la acera de la abarrotada y concurrida calle, trozos de nuestro hortera buzón, con su dorado destacado por  el reflejo  del sol; cuatro módulos apoyados en el suelo, de repente un señor que lleva cuatro módulos en cada mano….. no entiendo nada…. entro en el portal y me encuentro al portero aspirando…. otro hombre mirando… (que no olvidemos nuestro costumbrismo más patrio)… y horror!!! si yo creía que no podían ser más horribles me equivocaba [no aprenderé a no decir imposible, y que la vida se empeñe en demostrarme entonces que es posible (¿será que el mundo me quiere y desea que amplíe mi imaginario cuando yo no soy capaz de imaginarlo?)], pues eso que no sé si reír o llorar, porque horrorosos es poco…., pero como estoy empeñada en verle el lado positivo a este mundo, pues estoy feliz porque ahora tenemos buzón con llave (aunque aún no la tenga aún en mi poder ) y ya que estamos el cambio también implica cambiar el cartelito por uno nuevo  :)

     “El viaje con mi madre(…)me rescató de ese abismo, y la certidumbre de la nueva novela me indicó el horizonte de un porvenir distinto. Fue un viaje decisivo entre los numerosos de mi vida, porque me demostró en carne propia que el libro que había tratado de escribir era una pura invención retórica sin sustento alguno en una verdad poética. El proyecto, por supuesto, saltó en añicos al enfrentarlo con la realidad en aquel viaje revelador.”

Gabriel García Márquez, “Vivir para contarla”, p.437

     Hay días que cuesta levantarse, y seguir al mundo, sin embargo tenemos regalos escondidos (o no tanto) esperando a que los disfrutemos con una sonrisa, este fue ayer mi amanecer  :)

motivos para sonreir

     … con  la certeza de haber disfrutado y haber aprendido muchísimo este verano…, me dispongo a comenzar, la lluvia ayuda, y hace más llevadero esto de empezar a aterrizar…, porque de momento sólo es eso, después  pasito a pasito prepararemos el vuelo a nuevos horizontes que están por llegar, mientras en mi memoria imágenes como esta me hacen sonreír …recuerdos de sol copia