Son muchos días pasando por esta calle, leyendo su cartel y sonriendo ante la paradoja del destino… 
     Desde que la vimos he querido hacerle una foto y tantos días en los que me he sentido como tal, subirla al blog porque hay días en los que te invade el silencio y una imagen vale más que mil palabras.
     Cuando iniciamos el tema de las panografías en el blog de las lechugas, recordé la imagen del patio de la escuela que tome para la asignatura de fotografía, pero se me quedaba coja, hasta que recordé la placa de la calle, ayer tuve que pasar por ella, y me llevé la cámara, ahora la foto tiene sentido y contenido

martires de alcala copia

…sin embargo, ayer fue un día raro, tras una noche que dio para mucho, fue una de esas noches en las que la cabeza se pone a trabajar, te dice, quédate ahí que ahora me vas a escuchar, y aunque ahora queda reestructurarme y cambiar de pensamiento (qué difícil se hace…uf uf uf) creo que mucho, mucho, por no decir todo depende de nosotros de lo que hacemos que representen para nosotros las cosas, del valor que demos a cada cosa que sucede.  La ansiedad, el estrés, el agobio…., la parálisis…, todo es fruto de nosotros mismos, de lo que llevamos dentro, pues toda acción tiene su reacción, pero nosotros somos el catalizador que hace que el resultado sea uno u otro…

 

Anuncios