No sé de dónde he sacado esa curiosidad por mirar a través de todas las ventanas que me encuentro, me atrae asomarme en ambos sentidos, es decir, mirar desde las ventanas o hacia ellas… supongo que me marcaría en mi infancia oír persistentemente a mi abuela aquello de “baja la persiana que nos van a ver”…, arquitectónicamente me han justificado esa actitud por el catolicismo (no voy a entrar a aclarar a quien no quiere entender más allá de su idea preconcebida…) y parte de razón tiene.Una ventana en estocolmo copia

     El caso es que no puedo evitarlo, mirar, observar y por qué no fotografiar.

     Me fascinan las composiciones de ventanitas que se forman en los grandes bloques que reflejan distintas actividades y horarios de sus moradores… Me encanta lo que se ve desde algunas ventanas que enmarcan vistas… Y me enamoró lo que dejaban ver las ventanas estocolmeñas, las cotidianas

     Por eso propongo que este mes en el blog de las lechugas [un proyecto fotográfico en el que cada mes elegimos un tema y durante dicho mes cada participante va colgando fotos relacionadas con el tema. Intuyo que es una manera más de expresarnos. ¡Estáis todos invitados a degustar la ensalada! y por supuesto a aliñarla ;)] propongo asomarnos a la ventana.

      ¿Os atrevéis a mirar?

Anuncios