mi vaso de kwak      Desde que lo vi por primera vez, lo probé y probé su delicioso contenido y conocí su historia me enamoró.

     Su forma, su diseño, me tiene fascinada… y por fin gracias a Pablo tengo uno mío, mío, sólo mío…. , traído expresamente desde Bélgica!!! :D [estoy deseando estrenarlo]