El pasado miércoles acudía a la fundación COAM, a la conferencia ‘Space and Place’ de Herman Hertzberger.herman hertzberger Al llegar allí me encontré con alguien a quien no imaginaba encontrar, a quien no pensaba ver hasta  dentro de unos meses, hasta el año que viene, que representa demasiadas cosas del pasado y que además me regaló una de esas frases lapidarias, que te remueven por dentro, que te marcan, para machacar o para reaccionar, pero que por alguna razón las recuerdas, porque te conciernen a ti, como persona, a lo que eres, no a lo que haces…, la frase vino a ser algo así como “Ilusas, aún estáis en intentando arreglar vuestras vidas y ser felices en el mundo de la arquitectura??…., bueno, bueno, pues si encontráis la fórmula ya me diréis cómo se hace.”. Me dejó muda, muchas palabras por decir que se agolpaban en mi cerebro por salir, y no de la manera más educada, pero el silencio imperó como respuesta.

Allí también me esperaban multitud de caras conocidas, muchas amigas, compañeras, llenas de ilusión y vida, otras referentes y modelos a imitar y seguir, a querer alcanzar… (que no es oro todo lo que reluce, pero la ilusión suple a la realidad y la empaña)… Pasamos a la sala, y en muy buena compañía, pude disfrutar como en el salón de mi casa, con tranquilidad y degustando todo lo que Hertzberger me quería transmitir, todo lo que necesitaba, ilusión, ganas, fuerza, y todas esas cosas que trascienden más allá de maravillarme con sencillas, a la par que inteligentes reflexiones arquitectónicas, con un mensaje implícito, de que aún hay esperanza, se puede hacer Arquitectura para las personas, y por las personas…
Volviendo a casa, a pie, me puse a reflexionar acerca de todo lo vivido aquella tarde, los sentimientos encontrados…, y todo lo que la vida significaba para mí, lo que aquella tarde-noche me había querido enseñar. Y tomé una decisión, no sé si la más importante o no de mi vida, pero una de esas que no quiero abandonar y que merece la pena defender, porque es lo que quiero ser, desconozco lo que soy, pero sé lo que no quiero ser, y así la Vida será lo importante, si no me parezco un poco más a Hertzberger, y un poco menos a esa persona y su frase (sé que esa persona no ha sido así siempre, por lo que mejor decir que no quiero ser la persona que dice ese tipo de frases que tanto esconden detrás….), entonces sólo si me acerco al arquitecto “A” merecerá la pena seguir, si no el camino se ha desviado y no pasa, en ese instante por donde lo estoy tratando de recorrer…

Sé que es difícil, que aún no estoy del todo preparada, que no es un camino lineal, ni un aprendizaje por aproximaciones progresivas, sino que el camino, por ser el camino de la vida, está lleno de todo, donde todo llega a la vez y lo vamos asimilando poco a poco tratando de evitar la indigestión… Por eso necesito ser firme y cuando dude poder leer que lo importante no está en lo que haces sino en lo que eres.

Pd: Mandar mucho ánimo a mi abuelo, y darle las gracias por animarse a Vivir. Mucha suerte!!
Pd2: Mucho ánimo escarola y un beso gordo a Fermín donde quiera que esté :'(

Anuncios